Sumario


 

 

Nuestra Web

 

www.grupo346.com.uy

En ella encontrarás nuestro Diario Digital de Noticias en todas sus ediciones, otros documentos de interés, fotografías, videos de aviones y de reuniones de camaradería y todo aquel material que merezca ser compartido con nuestros socios y visitantes.

Reiteramos nuestra solicitud a los amables visitantes que nos hagan llegar sus colaboraciones a grupo346@gmail.com, o a nuestra dirección en Montevideo, Lido 1800 CP 11500 (Club Fuerza Aérea).

El material con que pueden colaborar es el siguiente y debe tener, en lo posible, las siguientes características generales:

TEXTOS

Textos: pueden ser documentos de cualquier procesador de textos en formato "doc", "rtf" y "txt", preferentemente texto "plano", es decir sin subrayado, negrita, color u otro tipo de resalte. En caso de que los textos sean acompañados de imágenes, estas se enviarán por separado y nunca insertadas en el archivo de texto.

FOTOGRAFIAS, IMAGENES y VIDEOS

Los años han pasado y con el paso del corto tiempo desde que publicamos el Diario Digital de Noticias por primera vez los adelantos tecnológicos han sobrepasado en mucho, todas nuestras espectativas. Antes, les pedíamos que vuestras colaboraciones de fotografías y videos cumplieran con ciertas medidas y requisitos, más que nada porque las capacidades de los medios en que se guardaban estaban limitados y las velocidades de transferencia de datos eran muy lentas. Hoy no tenemos limitantes de ningún tipo, solo que necesitamos de ustedes para que colaboren con aquello que pueda interesarnos a todos quiene "orgullosamente" pertenecemos al, ahora si, limitado conjunto de personas, que compartimos la pasión por la aviación de transporte, en el Grupo 346.

 

 




Vínculos

 

Desuscripción

Este Diario se envía a personas e instituciones que se han suscripto a él. NO ES SPAM. Si lo está recibiendo por error, le pedimos disculpas.

Si no desea seguir recibiéndolo, puede desuscribirse a través de nuestra página web en "Solicitar baja":

www.grupo346.com.uy

 

 

Números anteriores

Los primeros 99 números de nuestro Diario publicados entre abril de 2002 y noviembre de 2008 se encuentran en formato PDF. Desde el número 100 del 1 de diciembre de 2008, hasta este número inclusive está en formato "html". Todos los Diarios, inclusive el de esta edición, los encontrará en nuestra página web, en la sección "Descargas".

Haciendo click sobre el número seleccionado, abrirá la edición del Diario correspondiente:

200 - 201 - 202 - 203 - 204 - 205 - 206 - 207 - 208 - 209 - 210 - 211 - 212 - 213 - 214 - 215 - 216 - 217 - 218 - 219 - 220 - 221 - 222 - 223 - 224 - 225 - 226 - 227 - 228 - 229 - 230 - 231 - 232 - 233 - 234 - 235 - 236 - 237 - 238 - 239 - 240 - 241 -

Una vez abierto puede guardarlo en versión HTML seleccionando en el menú Archivo "Guardar como...", donde podrá elegir el lugar para su archivo. Recuerde que las primeras 99 ediciones están en formato PDF, por lo que necesita tener instalado el programa "Acrobat Reader". Haga click sobre la imagen a continuación para descargar el programa.

Escudos en HD

Haciendo click, con el botón derecho de su ratón, sobre la imagen seleccione en el menú emergente "Abrir imagen en una pestaña nueva". Vaya a ella y luego podrá guardar el escudo con una definición de 2000 pixeles y... ¡con fondo transparente!

Grupo Simbólico de Transporte Aéreo 346

Grupo de Aviación N° 3 (Transporte)

Grupo de Aviación N° 4 (Transporte)

Grupo de Aviación N° 6 (Transporte)

Escuadrón Aéreo N° 3 (Transporte)

Brigada Aérea I

100 Años de la Aviación Militar del Uruguay

Relevo del Comandante de la Brigada Aérea II (Durazno)

Base Aérea “Tte. 2° Mario W. Parallada”

El 31 de enero en las instalaciones de la Base Aérea “Tte. 2° Mario W. Parallada”, se llevó a cabo el relevo del Comandante de la Brigada Aérea II.

La ceremonia contó con la presencia del comandante del Comando Aéreo de Operaciones, Brig. Gral. (Av.) Hugo Marenco, acompañado por Personal Superior y Subalterno de la Fuerza, así como de otras instituciones.

Posterior a la lectura de la Orden de la Unidad, los efectivos realizaron un desfile en honor a las autoridades presentes, y seguidamente se procedió a la firma del Libro de Actas.

Asumió en el cargo el Cnel. (Av.) Ruben Villagra, quien se encontraba anteriormente desempeñándose en el Estado Mayor de la Defensa.

line_separador

Palabras de despedida del Gral. del Aire Alberto Zanelli

Éxitos, buen vuelo, buena misión y mejor aterrizaje

El relevo del Comandante es una ocasión de alegría y confianza en el futuro de esta querida Institución, significa continuidad, lo que nos conecta a un glorioso y rico pasado y también proyección, lo que nos desafía a imaginar el mañana venturoso que la Fuerza avizora cada nueva jornada que enfrenta, cada Misión de vuelo que la desafía.

Mis palabras son de reconocimiento a todo el personal de la Fuerza Aérea, sin distinción de empleos o jerarquías pues todos y cada uno han hecho posible los logros, que son muchos, y han minimizado las dificultades que nos han hecho más fuertes y sabios, sin olvidar los errores que nos han hecho más humanos.

Las once mil horas de vuelo, las misiones de búsqueda y rescate, de apoyo a Bomberos, a ASSE, al SINAE, al Instituto Antártico, de transporte de órganos, bajo bandera de la ONU, o de equipos médicos donde se necesitaron, manteniendo una constante vigilia de 24 horas todos los días del año con los resultados que han estado a la vista y son de público conocimiento.

Somos una organización que al mismo tiempo ha guardado el conocimiento, la preparación y la vocación de su Misión Fundamental, de Vigilar y Controlar el espacio Aéreo soberano, patrimonio de todos los uruguayos.

Cuando fue necesario hemos intervenido con suceso, para preservar la seguridad de nuestro cielo, guardando la soberanía de nuestras Leyes, interceptando aquellos que han pretendido volar en él, sin seguir las reglas que nos cuidan a todos.

Demostramos la capacidad de desplegar los medios a cualquier parte del Continente, y de comandar grandes misiones combinadas con más de 60 aviones. Integramos el dispositivo de Defensa Aérea para la Cumbre del G20 con éxito y solvencia.

Por cada piloto volando, decenas de técnicos han asegurado que los perfectos engranajes aseguren el funcionamiento de la compleja organización que ha sabido experimentar el sufrimiento real y las emociones intensas del soldado, cuando hemos despedido a nuestros camaradas que volaron al sueño eterno en alas de misiones de servicio. Gloria a ellos.

Para finalizar, a mi familia, que ha compartido las ausencias y tolerado los silencios, a mi esposa Elizabeth, compañera de todas las horas, ella ha dedicado largas horas de su tiempo a la “gran familia” que también es nuestra, la de la Fuerza Aérea, buscando mitigar las necesidades de los más vulnerables y sus entornos, a mis hijas, Natalia y Stefanella, mi nieto Juan Pablo, nunca podré compensarles, solo espero de ellos la comprensión.

Integrantes de la Fuerza Aérea, sean orgullosos portadores de la vocación de volar, piensen en forma crítica, para identificar la verdad, entre tanta mentira, valoren la realidad con razonamiento reflexivo y nunca se olviden que nacimos de un sueño, de una idea, y que para soñar se necesita imaginación, y coraje, para alcanzar los cielos que el futuro nos depara.

Al General del Aire Hugo Marenco, le deseo el mejor de los éxitos, buen vuelo, buena Misión y mejor aterrizaje.

line_separador

Ceremonia de relevo del Comandante en Jefe de la FAU y Reconocimiento de Grado

Comando General de la Fuerza Aérea

El 1 de febrero en las instalaciones del Comando General de la Fuerza Aérea, se llevó a cabo la ceremonia de relevo del Comandante en Jefe de la FAU y Reconocimiento de Grado de los señores Brigadieres Generales.

La misma contó con la presencia del Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez y el Ministro de Defensa Nacional, Dr. Jorge Menéndez entre las autoridades nacionales y extranjeras que se encontraban presentes.

La Banda de Músicos “Cnel. (Rva.) Walter Miños” fue la encargada de ejecutar el Himno Nacional, para posteriormente el Oficial Ayudante del CJFA, Tte. Cnel. (Av.) William Lucas realizó la lectura de la Orden n.º 9405 de fecha 28 de enero de 2019.

Seguidamente el ministro de Defensa Nacional, fue el encargado de la colocación del distintivo al General del Aire Hugo Marenco, como nuevo Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, quedando relevado del cargo el Gral. del aire Alberto Zanelli quien por imperio de la ley y luego de haber finalizado su mandato al frente de la Institución, debe pasar a retiro obligatorio.

A continuación, y previo a la lectura de la Resolución del Poder Ejecutivo, por parte del ayudante aéreo del Ministro de Defensa Nacional, Cnel. (Av.) Luis Fernández, se entregaron los despachos y bastones de mando a los Brigadieres Generales (Aviadores) recientemente ascendidos, por parte del Presidente de la República y del Ministro de Defensa Nacional.

Acto seguido, el Gral. del Aire Hugo Marenco realizó una alocución al público presente. Finalizada sus palabras, el comandante de los efectivos terrestres y subdirector de la Escuela Militar de Aeronáutica, Tte. Cnel. (Av.) Shandelaio González inició el desfile terrestre, al tiempo que una escuadrilla de aeronaves compuestas por el T-6 y A-37 como laderos sobrevolaron la ceremonia.

Discurso del Gral. del Aire Hugo Marenco

En este momento de especial significado para esta organización, saludo con la más alta consideración, agradecimiento y afecto a quienes nos honran con su presencia en la ceremonia de relevo del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya.

Permítanme destacar especialmente al Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier General Enrique Amrein, quién haciendo un alto en sus múltiples actividades, nos honra con su participación en esta ceremonia; señor Brigadier General: vuestra presencia es una muestra más de la larga tradición de amistad y confianza entre nuestras naciones e instituciones.

Al asumir el cargo como Comandante de esta Fuerza, quiero expresar mi reconocimiento al señor General del Aire Alberto Zanelli, quien ha conducido esta institución desde setiembre del año 2015 hasta el día de hoy; su empeño y dedicación han marcado una impronta particular en cada uno de quienes hemos servido junto a él.

Sus cuarenta y cuatro años de servicio son la prueba irrefutable del compromiso para con la organización. Permítame en este momento en nombre de la Fuerza Aérea Uruguaya el reconocimiento por su labor; a la vez que desearle salud y felicidad en esta nueva etapa que comienza en el día de hoy, junto a su esposa Elizabeth Silva y su distinguida familia.

También en este día, dejan de revistar en los cuadros activos de la Institución, los Brigadieres Generales Aviadores Antonio Alarcón e Ismael Alonzo quienes han servido al Estado a través de la Fuerza Aérea durante más de cuarenta años, en los que han acumulado miles de horas de vuelo, han ocupado los más variados destinos y han comandado las más diversas unidades con dedicación, compromiso y sentido del deber más allá de lo requerido.

Han cumplido su misión; vaya pues para ustedes y sus respectivas familias, nuestro reconocimiento y agradecimiento.

En este mismo acto se han reconocido los nuevos ascensos resueltos por el Poder Ejecutivo con la venia otorgada por el Poder Legislativo; integran desde el día hoy el Comando de la Fuerza los señores Brigadieres Generales (Aviadores) Alejandro Vilche, José Medina y Rodolfo Pereyra. Asumirán sus respectivos comandos con la confianza y serenidad que les aporta una sólida carrera profesional y sus múltiples cualidades personales.

En este momento de inmensa alegría personal me permito saludar los integrantes de la Promoción “Brigadier General Tydeo Larre Borges” con los que he compartido desde hace 38 años, una temprana vocación… “ese sentimiento íntimo de la aptitud”, al decir de José Enrique Rodó, que se transformó en una profesión apasionante para cada uno de nosotros.

Asimismo quiero recordar a mis seres queridos y de esta manera compartir junto a ellos este día; a mis padres y hermanos por haber hecho suyos mis sueños, a familiares y amigos por haberme acompañado todos estos años y especialmente a mi esposa Rosanna, quien junto a mis hijos, Bernardo y Santiago han sido el sostén y equilibrio necesario en todo momento, pero especialmente en aquellos en los que la vida nos ha puesto a prueba, haciéndome ver que “la virtud resplandece en la adversidad”.

Asumo el desafío de comandar la Fuerza Aérea Uruguaya con el honor y orgullo profesional que esto conlleva, pero por sobre todas las cosas, consciente de la responsabilidad que el cargo implica, tanto hacia el Mando superior que ha depositado su confianza en mí, como con la institución de la que soy parte.

Esta organización plantea innumerables retos, posibilidades de crecimiento personal y profesional, pero por sobre todas las cosas, la experiencia de compartir junto a camaradas, subalternos y superiores muchas horas de instrucción, entrenamiento, tripulaciones de vuelo, servicios y un sinnúmero de actividades en las que me he sentido siempre bien acompañado.

Estos compañeros de derrotero me han inculcado, la ética, la integridad, el respeto por las opiniones ajenas, la honradez, el amor hacia nuestra profesión, el sentido del deber por sobre el interés personal y la humildad, características propias de los hombres y mujeres de la Fuerza Aérea; a todos ellos… gracias.

En el momento en el que ocurre esta ceremonia, casi 200 integrantes de la Fuerza Aérea Uruguaya se encuentran desplegados de manera voluntaria, en lugares tan distantes y ambientes operacionales tan disímiles, como la ciudad de Bukavu en República Democrática del Congo o en la Base Científica Antártica Artigas en la Isla “Rey Jorge”, están allí cumpliendo con los compromisos asumidos por el Estado ante la comunidad internacional y apoyando los intereses estratégicos de nuestro país para asegurar el bienestar de las futuras generaciones de Orientales. Reconozco y saludo a la distancia el compromiso, así como el esfuerzo personal y familiar que supone superar vuestras ausencias y afectos.

La Fuerza Aérea Uruguaya tiene por mandato legal, el cometido esencial de defender la soberanía, la independencia e integridad territorial; la custodia del espacio aéreo que se extiende sobre el territorio nacional y sus aguas jurisdiccionales es la expresión tangible de ese mandato.

Este cometido es realizado de diferentes maneras diariamente sin que la gran mayoría de nuestros compatriotas lo perciba; cuando se asegura el control del Espacio Aéreo Nacional se está posibilitando que en él se realicen de manera segura y ordenada múltiples actividades de carácter estatal, comercial, privado, deportivo o recreativo.

Lo anteriormente mencionado contribuye a mantener la soberanía de la República, a la vez que minimiza las acciones de los que, con fines no permitidos por la ley, intentan violentar su integridad territorial. Esta misión es llevada adelante coordinando acciones entre diversos operadores, civiles y militares. La República Oriental del Uruguay ha designado a la Fuerza Aérea como Autoridad Aeronáutica estatal y con ello la responsabilidad de procurar los recursos requeridos, planificar, ejecutar y controlar las acciones que en este ámbito espacial sucedan.

En un mundo globalizado, cambiante, con menos certezas y mayores amenazas transnacionales, nos empeñamos en mantenernos actualizados e integrados a nivel regional, en especial con los estados limítrofes y del Cono sur, ya que las zonas fronterizas requieren de acciones coordinadas entre los Estados para combatir esas amenazas.

Nuestro Estado ha refrendado por ley los acuerdos binacionales de cooperación mutua para la vigilancia y control del Espacio Aéreo con la República Argentina y la República Federativa del Brasil y la Fuerza Aérea utiliza estos instrumentos legales diariamente para contribuir en el esfuerzo al combate de las amenazas mencionadas.

El Sistema Nacional de Búsqueda y Salvamento que integramos junto a la Armada Nacional, es garantía de cumplimiento de los compromisos internacionales que en la materia ha asumido nuestro Estado; para ello formamos, capacitamos y entrenamos a nuestro personal de manera conjunta, a la vez que alistamos y mantenemos medios materiales adecuados, los que ponemos diariamente a disposición del sistema.

Somos parte integral del Sistema Nacional de Emergencias, e integramos los Centros Coordinadores Departamentales de Emergencia de los departamentos de Canelones, Durazno y Montevideo, aportando capacidades de nuestra especialidad ante requerimientos urgentes o rutinarios. La colaboración, disposición y apoyo permanente que el Ejército Nacional nos brinda generosamente, posibilita nuestro despliegue y operación en todo el territorio nacional.

Para finalizar quiero dirigirme a los integrantes de la Fuerza Aérea, civiles y militares, sin importar la jerarquía, repartición o lugar donde presten servicios.

La profesión que han elegido libremente impone múltiples obligaciones, que deben ser cumplidas con sentido del deber, inteligencia, apego a las normas y lealtad; tanto hacia quien las dispone, pero especialmente hacia quien van dirigidas; sean plenamente conscientes de ello.

En muchas ocasiones contarán con información limitada e imprecisa que pondrá a prueba vuestra formación en el más amplio sentido de la palabra; confíen en sus habilidades, la capacitación y entrenamiento que han recibido les proporcionará lo requerido para tomar la mejor decisión; recuerden que una decisión tomada a tiempo es preferible que una “excelente” decisión no ejecutada.

El constante dilema del ejercicio del mando en todos los niveles es el equilibrio entre la misión y el personal, para esto no hay “recetas”; por ello en cualquier organización el mando está ligado íntimamente a la disciplina. Practicar, respetar y promover el ejercicio del mando es cultivar la “semilla” de la disciplina.

El compromiso con la Fuerza de la que somos parte es vital para el futuro de la misma; ante ustedes me comprometo a poner todo mi empeño y energía para continuar el legado de generaciones que nos precedieron y fueron quienes impusieron el lema que nos identifica y motiva:

“Aviación Vanguardia de la Patria”

line_separador

Evacuación médica de la URUAVU

2 pacientes fueron trasladados

El 3 de febrero en la noche, el Oficial de Guardia de Naciones Unidas informó al Jefe de Operaciones de la URUAVU, que se estaba coordinando una evacuación médica de dos militares, uno de nacionalidad paquistaní y el otro de nacionalidad egipcia. El parte médico era fractura de miembro inferior para uno de ellos, mientras que el otro paciente tenía apendicitis, situación que ameritaba realizar un traslado aéreo desde la provincia del Kivú del Sur hacia la provincia del Kivú del Norte.

A primeras luces de la mañana del día 4 de febrero, el personal técnico de la URUAVU ya tenía pronta la aeronave, y su tripulación realizó ágilmente los documentos necesarios para la misión. Coordinaciones administrativas entre los aeropuertos y oficinas de la ONU, llevaron más tiempo del planificado, lo que determinó que el Bell 212 matrícula UNO 807 (FAU 033) despegara pasadas las 09:10 h con destino al aeropuerto de Goma, con los pacientes y el equipo médico de a bordo.

Una vez cumplida la misión, y entregados los pacientes al equipo médico de Sudáfrica, el Bell 212 retornó a su destacamento en el Sur, en el aeropuerto de Kavumu.

line_separador

Apoyo a la extinción de incendio en Pan de Azúcar

El Centro de Operaciones Aéreas dispuso el envío de un helicóptero

El 5 de febrero en horas de la tarde, el coordinador aéreo de la Dirección Nacional de Bomberos solicitó el apoyo al Centro de Operaciones Aéreas como resultado del incendio que se estaba propagando en la ladera Sur del cerro de Pan de Azúcar, en el departamento de Maldonado. Se envió un helicóptero UH-1H del Escuadrón Aéreo n.º 5 (Helicópteros) procedente de la Base Aérea hacia la zona. Una vez arribado el FAU 056 al área afectada y con personal de bomberos a bordo, se realizó un reconocimiento aéreo para evaluar las tareas a realizar. Seguidamente, se instaló el sistema de helibalde para apoyar a la tarea de extinción del incendio.

Se arrojaron en total más de 3000 litros de agua, enfriando la zona para evitar su propagación y en coordinación con Bomberos, quienes continuaron trabajando en la noche. Finalmente el UH-1H regresó a la Base Aérea en vuelo nocturno.

En la jornada, también actuaron personal del Grupo de Búsqueda y Rescate de Maldonado, Bomberos de Piriápolis, Pan de Azúcar y Solanas.

line_separador

Posesión en el Cargo de autoridades de la Fuerza Aérea Uruguaya

Salón de Honor General (PAM) Oscar D. Gestido

El 8 de febrero se llevó a cabo la ceremonia de la puesta en el cargo del Jefe del Estado Mayor General, del Comandante del Comando Aéreo de Operaciones y del Comandante del Comando Aéreo de Personal.

Dicha ceremonia fue presidida por el comandante en jefe de la FAU, Gral. del Aire Hugo Marenco, acompañado por los Oficiales Generales, Oficiales Superiores, Oficiales Jefes, Oficiales Subalternos y Personal Subalterno de la FAU.

A las 10:00 h el CJFA impuso en el cargo al Brig. Gral. (Av.) José Visconti como jefe del Estado Mayor General. A las 10:15 h impuso en el cargo al Brig. Gral. (Av.) Alejandro Vilche como comandante del Comando Aéreo de Operaciones y a las 10:30 h impuso en el cargo al Brig. Gral. (Av.) José Medina como comandante del Comando Aéreo de Personal.

line_separador

Inicio del 70.° Curso Básico de Formación Militar

Comienzo de la carrera

El lunes 4 de febrero no fue un día muy caluroso en Pando, departamento de Canelones. Pero la gota de sudor, recorrió el rostro de 29 nuevos integrantes de la Fuerza por primera vez, uniformados de camuflado, en busca de un lugar fijo en las filas de nuestra Institución. Las instalaciones de la Escuela Militar de Aeronáutica (EMA) recibió a los reclutas, y dio inicio formal al 70.° Curso Básico de Formación Militar.

Los jóvenes provenientes de todos los rincones de nuestro país, comenzaron a forjar su futuro, con la aspiración de convertirse a corto plazo, en parte efectiva del Cuerpo de Alumnos de la EMA.

Estos jóvenes, comienzan a transitar lentamente en la capacitación integral, para convertirlos en ciudadanos comprometidos con la sociedad y su profesión, sabedores de que la misma no es una profesión más, sino que es una profesión diferente.

line_separador

Posesión en el Cargo del Director de la DINACIA

Anfiteatro “Mario García Cames”

El 12 de febrero se llevó a cabo la ceremonia de la puesta en el cargo del Director Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (DINACIA).

Dicha ceremonia fue presidida por el subsecretario del Ministerio de Defensa Nacional, Daniel Montiel entre otras autoridades civiles y militares.

A las 11:00 h el comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Gral. del Aire Hugo Marenco impuso en el cargo al Brig. Gral. (Av.) Rodolfo Pereyra como Director, ceremonia realizada en el anfiteatro “Mario García Cames” de la DINACIA.

Finalmente, el DINACIA hizo uso de la palabra, dirigiéndose al público presente.

Discurso del Brig. Gral. (Av.) Rodolfo Pereyra

Al comenzar estas, mis primeras palabras como Director Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica, deseo agradecer al Mando de la Fuerza Aérea Uruguaya y al Ministerio de Defensa Nacional, la confianza depositada en mi persona.

Asumo este cargo con la alegría y el optimismo que me han acompañado desde que ingresé a la vida militar; esos son los motores que me impulsaron a abrazar la aviación: la vocación combinada de volar y de servir activamente a nuestro país. Enfrento el desafío profesional, personal e institucional, con pleno conocimiento de todo lo que implica.

Reconozco la noble y destacada labor de mi antecesor, el Brigadier General (Aviador) Antonio Alarcón, por todos los años que dedicó a esta tarea; ha sido el Director Nacional que más tiempo permaneció al frente de este Organismo. Generosamente, ha compartido conmigo sus conocimientos y sus experiencias; hemos realizado una transición del cargo de manera detallada y cuidadosa; ejemplo de persona honesta y de firmes valores. Mi Brigadier, reciba usted mi profundo agradecimiento.

La sigla “DINACIA” es para la aviación nacional, entre varios conceptos, sinónimo de “técnica”, de “servicio aeronáutico” y de “regulaciones”.

Nuestro mandato legal es claro: compete a la Fuerza Aérea Uruguaya, por intermedio de esta Dirección Nacional, la gestión de la aviación civil, a la vez que debe prestar los servicios aeronáuticos para hacer efectiva la actividad aérea con “seguridad” por sobre todas las cosas. Son los dos brazos de una balanza que demandan un equilibrio singular.

La aviación se desarrolla en un medio naturalmente extraño al ser humano, por otro lado, es una actividad que implica muchos recursos, principalmente dinero. Esa es la clave: no debemos descuidar la seguridad operacional ni la gestión normativa de los operadores, aunque ello exija destinar recursos obtenidos por su operativa económica.

Aunque parecen conceptos opuestos, en realidad no lo son. Es perfectamente posible gestionar con seguridad y a favor de las normas, mientras se cuida la operativa económica y financiera sin malgastar el dinero. Esto exige esfuerzo, recursos, dedicación, coherencia y, sobre todo, reglas claras entre y para todos.

Incluyo aquí también a la propia Autoridad Aeronáutica, quien debe asumir el mismo desafío: cumplir y hacer cumplir las normas, a la vez que brinda los servicios aeronáuticos de acuerdo con tales reglas. No es, ni más ni menos, que “predicar con el ejemplo”.

La DINACIA es representativa del Uruguay en materia de aviación civil internacional. Es la entidad que interactúa técnicamente con la OACI, especialmente en la región Sud América. Nuestra posición geográfica es propicia a los sobrevuelos entre los dos países más grandes de América Latina, además de los movimientos aéreos internos. Proteger a los que vuelan en nuestro espacio aéreo implica responsabilidad sobre personas y aeronaves; ello se traduce en una necesidad de brindar, al mismo tiempo, seguridad para todos.

Las consecuencias del cambio de denominación a “aeropuerto internacional” de varios aeropuertos del interior, realizada algunos años atrás, hoy no son menores. Publicar en el AIP Uruguay que un aeropuerto es “internacional”, implica asumir importantes compromisos ante la comunidad aérea mundial. Ese aeropuerto debe cumplir todas, reitero, todas las normas de seguridad operacional establecidas por la OACI.

Un territorio relativamente pequeño y sin accidentes geográficos de importancia que entorpezcan la libre movilidad aérea, como es el nuestro, nos permite pensar que sostener la categoría a diez aeropuertos internacionales, demanda en vano esfuerzos y capitales.

Reafirma, aún más, esta creencia las estadísticas oficiales que testifican los bajos números de movimientos aéreos internacionales que tienen determinados aeropuertos del interior, es prioritario para la DINACIA realizar una recategorización de ellos. Esto nos facilitará el camino de asumir los compromisos de seguridad operacional y orientar las inversiones necesarias en procura de una gestión eficaz y eficiente.

La DINACIA asesora a la Junta Nacional de Aeronáutica Civil en su área de competencia. Recientemente el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y la OACI llevaron adelante un proyecto para desarrollar la aviación civil en el Uruguay, el llamado “Plan Maestro de la Aviación Civil”; aguardamos expectantes los resultados de tal iniciativa, a fin de alinear esfuerzos y recursos, sin perder de vista nuestro mandato legal.

Nuestros pilares son la seguridad operacional y la prestación de los servicios aeronáuticos, pero no debemos olvidar que también debemos fomentar la aviación civil, un fuerte posibilitador del desarrollo económico del país.

Dentro de pocas semanas recibiremos una visita de la OACI para evaluar el grado de cumplimiento de sus normas. La anterior fue realizada en 2016, nuestros porcentajes de cumplimiento fueron variados, en algunas áreas con muy buenos resultados y en otras debemos continuar el esfuerzo de superación. Estamos convencidos que el cumplimiento de las normas y los métodos recomendados de la OACI, es la forma correcta que tiene el Uruguay de gestionar su aviación civil, no visualizamos otra.

Haremos esto con cuidado y buena disposición, sabiendo que las diferencias con otros países que tienen un mayor desarrollo de su aviación, son una realidad tangible. No estamos solos en el proceso, contamos con la presencia activa y con el apoyo de la Oficina Regional de la OACI, con el Sistema Regional de Vigilancia de la Seguridad Operacional, con la Comisión Latinoamericana de Aviación Civil y, por sobre todo, con nuestro personal.

Sobre este punto, la mayoría de nuestros integrantes hoy supera, en promedio, los 50 años de edad; para mantener y potenciar la cadena que transmite los conocimientos intergeneracional debemos incorporar en nuestros cuadros a personas que, además de su vocación por el servicio público, tengan especial interés por la actividad aérea.

Teniendo claro cuál es nuestro rol como Autoridad Aeronáutica Nacional, a todos les ofrecemos: lealtad, buena fe, empatía, respeto y comprensión; es lo mismo que, al iniciar esta nueva etapa, a ustedes les pido.

Muchas gracias.

line_separador

Base Aérea “Gral. Artigas”

De forma simbólica, se asemeja este día al de un pichón de ave, que por primera vez, y de forma “natural”, deja el nido y debe de aletear, para no realizar un aterrizaje brusco contra el planeta. Y este dibujo, que le es familiar a todo aviador, representa ese momento. Sin dudas, ese es el espíritu que se vive por estos días en la Base Aérea “General Artigas”.

Desde el 8 de febrero, en la Escuela Militar de Aeronáutica (EMA) se están realizando los vuelos solos de los Caballeros Cadetes de segundo año, quienes han demostrado tener las cualidades para alcanzar su primer vuelo sin ayuda del Piloto Instructor.

Es así, que una vez que la cabina se cierra, y con el motor ya en marcha, deberán decolar, realizar tránsitos y aterrizar en la pista de esta Base Aérea, sabiendo que el asiento lateral se encuentra vacío, y que ya se les han brindado las herramientas necesarias para hacerlo.

En la vida profesional de estos jóvenes, es un momento sublime, el primer paso de muchos. Es la viva materialización del esfuerzo (teórico y práctico), además de crear la confianza necesaria y positiva para los siguientes peldaños de la carrera.

La Fuerza Aérea Uruguaya, en sus comienzos como aeronáutica militar, observó en otro momento y bajo otras circunstancias como el entonces Alférez Berisso en su Farman, despegó sin ayuda y aterrizó sano y salvo.

Más de un siglo después, los cadetes en sus T-260 continúan haciéndolo. Ellos son el orgullo, no solo de la Institución sino también, de sus familias y por sobre todo, de sus Instructores de vuelo que los han apadrinado por varias horas y puesto mucho del empeño personal por encima del profesional para alcanzar este día. Hoy, estos depositan en los alumnos, la confianza necesaria para permitirles ejecutar la misión, sabiendo que son capaces de realizar el vuelo y regresar de manera segura.

De aquí en más, nuevos retos vendrán… y para ello, continuarán formándose en las aulas y en las cabinas de la EMA.

line_separador

32.° Comité SICOFAA en Brasilia

Planificación para el próximo ejercicio de ayuda humanitaria

Los integrantes de 14 Fuerzas Aéreas americanas se reunieron en Brasilia (República Federativa de Brasil) para planificar el sexto ejercicio internacional de ayuda humanitaria previsto para realizarse en abril en la República Argentina. El 32.º Comité del Sistema de Cooperación entre las Fuerzas Aéreas Americanas (SICOFAA) comenzó el lunes 4 de febrero y concluirá el próximo viernes 8 de febrero.

De acuerdo con el oficial de enlace de Brasil, Coronel Aviador Luiz Francisco Tolosa, esta es la tercera fase de preparación de planificación para el ejercicio Cooperación VI, que tiene como foco la ayuda humanitaria en caso de catástrofes naturales.

Este ejercicio de cooperación pretende entrenar al Estado Mayor de una Fuerza Aérea para apoyo en caso de desastres naturales. Es importante subrayar que esas fuerzas aéreas ya operaron combinadamente en algunos desastres en las Américas. Es el ejemplo del 2016 cuando la FAU desplegó una aeronave C-130 Hércules al Ecuador, para realizar misiones de puente aéreo humanitario entre las ciudades de Guayaquil-Manta, Manta-Quito, y Manta-Guayaquil. Esto fue dentro del marco SICOFAA como resultado de los movimientos telúricos que sufrió el país.

“Los resultados se pueden ver en su totalidad cuando ocurre algún desastre de grandes proporciones y, utilizando ese tipo de entrenamiento que se hará…” “…hay el empleo real en apoyo a las catástrofes de manera eficiente y eficaz ", explicó el Coronel Tolosa.

Además de la preparación para el ejercicio, también están previstas para el evento actividades como la actualización del manual de operaciones aéreas en caso de desastres naturales y del software de lecciones aprendidas. En la oportunidad, también debe suceder la definición de temas que serán discutidos en la próxima Conferencia de los Comandantes de las Fuerzas Aéreas Americanas (CONJEFAMER), que tendrá lugar en junio en El Salvador y que será la número 59.

Los representantes de las Fuerzas Aéreas de Honduras, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Jamaica, México, Paraguay, República Dominicana y Uruguay, se suman a los integrantes de la Inter-American Air Forces (IAAFA) y la Secretaría Permanente del SICOFAA (SPS).

La Fuerza Aérea Uruguaya es miembro fundador del SICOFAA, organización creada el 16 de abril de 1961, en la Base Aérea Randolph, San Antonio Texas (EE.UU.), junto a 13 países más con la finalidad promover y fortalecer lazos institucionales, así como obtener el apoyo mutuo entre las Fuerzas Aéreas de las Américas.

Hoy día, son 21 los miembros del Sistema.

blueline arriba

Internados
en el Hospital Central de las FFAA

El link que figura a continuación nos mostrará el "Parte Sanitario" que publica la Fuerza Aérea en su página web oficial.

 

line_separador

Parte Sanitario de la Fuerza Aérea
haga click AQUI 

blueline arriba

Historias y Otras Historias

El Sordo Correa y la carretilla de Boiso Lanza - Gabriel A. García Cataldo

En recuerdo del querido Raúl J. Marset.

"No hay peor sordo que el que no quiere escuchar."
Refrán español

El primer año en la Escuela Militar de Aeronáutica está lleno de experiencias nuevas tanto en lo personal como en lo grupal. Al principio todo es novedad, el uniforme, el formar filas, el caminar todos iguales y al unísono, aprender a girar, a identificarse con su interlocutor diciendo el grado y el nombre, parados exactamente a cuatro pasos de distancia y haciendo el saludo militar y tantas otras cosas que al cabo de un mes y pocos días más, uno ya debe de haber, no solo aprendido, sino incorporado al quehacer diario.

Como en todos los grupos humanos hay variedad de individuos, de situaciones y de hechos de todos los tipos. Pero de estas situaciones y hechos, están los duros y tristes que para no decir que los olvidamos los guardamos, la mayoría de las veces, en algún lugar recóndito de nuestra mente o de nuestro corazón y aquellos que nos sacan una sonrisa, los jocosos, puede que sean los que perduren a través del tiempo y se transformen en anécdotas. Así como el año en que ingresé, el "Pescado" Velázquez, que oficiaba de Sargento de Semana, conducía a los cadetes aquejados de alguna dolencia hacia la "Enfermería", que por aquel entonces aún funcionaba en el emblemático edificio llamado "6 x 40" (seis metros de ancho por cuarenta metros de largo), que durante esos años en que allí estuve fue demolido para dar lugar a las nuevas construcciones que se estaban realizando. Y el "Pescado" preguntó a los cadetes por cual era el motivo por el que tenían que ver al Médico. Las contestaciones fueron diversas y coherentes hasta que le tocó el turno al "Perro" Marset que con su voz gangosa, a causa de las adenoides que padecía, contestó: "¡Tengo vegetales, mi Cadete!".

En el último libro publicado por Ricardo Zecca "Cuentos de Aviones", hay un relato que dedica a uno de los médicos de la EMAer y que también me hizo reflexionar cuando leí la dedicatoria que él hace al buen galeno y mejor amigo José Carlos: ¿Por qué motivo fuimos pacientes de un ginecólogo? Y yo me atrevo a contestar: por el simple hecho de que el adquirió esa especialidad ya siendo Médico General en el Instituto y siempre se dedicó a eso, salvo cuando realmente ejercía en su área cuando tenía como paciente a una mujer. Que dicho sea de paso en la EMAer, por aquellos tiempos, eran casi inexistentes y se podían contar con los dedos de una sola mano. ¡Pero si fuimos pacientes de un Ginecólogo! Cosas incongruentes que se dan en todos los ámbitos

Otros casos lo protagonizaron algunos que, provenientes del interior y como diríamos en aquella época "arrancados verdes" del medio del campo. En una ocasión en que varios cadetes de Tercer Año, daban algunas indicaciones a los aspirantes recién ingresados, un Sargento Honorario les decía: "… y deben cederle el asiento a los ancianos, a las damas y principalmente a las que están encintas…". Un compañero suyo, originario del norteño Departamento de Artigas y típico representante, añadió: "… y a las embarazadas también". Hoy, unos cuantos años pasados desde la ocurrencia de ese episodio, el protagonista sigue negando que haya dicho tal barbaridad, que no es la única de su autoría que permanece en el anecdotario de la Tanda. Palabras como "yuvero" refiriéndose a la "roseta" de la lluvia del baño; el "lleve y traiga", o sea el tirador de un cajón o de una puerta de ropero (que era a lo que se refería), y el famoso grito en medio de una función de cine de los viernes en el anfiteatro de la Escuela: "¡Uachanbeibi!". Esto le mereció el alias "de por vida" de "Bagual", y no haciendo referencia al potro indómito, sino como adjetivo.

Pero aquel febrero en particular, los aspirantes sumaban una cantidad inusitada y hacía que el Cuerpo de Alumnos prácticamente duplicara su fuerza efectiva. Todo cambió para los residentes más antiguos. Los aspirantes no tenían aún formada la conciencia de lo que era la vida en la Escuela. Pocos días habían pasado y ni siquiera la falta de lugar para su alojamiento les despertó la intriga.

Entre la multitud recién ingresada sobresalían algunos, como en todo grupo humano, pero pronto la instrucción militar práctica "intensiva" a la que estaban sometidos, los igualaría. Luego con el pasar de los años se volverían a despegar aquellos que por sus características y empeños resultaran ser los mejores en cada una de las tantas disciplinas desarrolladas en el Instituto de enseñanza.

Los días de verano y de continuas caminatas y plantones al rayo del sol se habían acabado. Con la llegada de marzo el régimen había cambiado y ya durante buena parte de las horas diurnas las pasaban en el salón de clases, y la instrucción militar práctica se había reducido a solo dos mañanas en la semana.

El conglomerado de jóvenes aspirantes ingresaba ahora al estudio de materias netamente particulares a la enseñanza militar y aeronáutica. Pero no se salvarían de continuar con aquellas materias que todo futuro piloto debe dominar para, a su vez él, poder dominar a las máquinas que algún día comandará. También estaban aquellas llamadas de cultura general, como ser Historia Nacional, Historia Aeronáutica, Sociología, entre otras, y que tenían tanto o más peso que las "profesionales", particularmente en los primeros dos años de estudio.

El Aspirante Correa había empezado con una otitis en uno de sus oídos que lo obligaba a concurrir periódicamente a la Visita Médica. Esta prontamente pasó de un simple dolor a la siguiente fase de supuración, que hizo que se le pusiera, además de los medicamentos, un apósito de algodón y gasas que por mucho tiempo lució en su oreja derecha.

Evidentemente esto le dificultaba la escucha y siempre estaba inclinando la cabeza y apoyando su mano en forma de cuchara sobre la oreja para oír mejor o, si escuchaba alguna conversación a sus espaldas, giraba el cuerpo hacia un posible o imaginario interlocutor y siempre diciendo ¿Qué…?, aunque no se le dirigiera la voz a él en particular; en muchas ocasiones ni siquiera había alguien detrás. Esto fue motivo de que en el futuro cercano se le hicieran bromas y cargadas. Con el tiempo y el tratamiento se fue la infección y el apósito desapareció, dejando su oreja al descubierto nuevamente. Lo que no se fue, fue el ademán que había adquirido en tanto tiempo de escuchar poco y seguía inclinando la cabeza y poniendo su mano sobre ella, como si no pudiera oír bien. Entonces surgió la palabra "sordo", alguien la dijo en un refrán o en un dicho y como antecesora de su apellido, quedó incrustada. A partir de ahora Correa, no era más Correa, sería el "Sordo Correa".

El Coronel (P.A.M.) Jaime Meregalli, veterano, regordete, retirado de la actividad en los papeles pero que aún ejercía como Director del Museo Aeronáutico, toda una Institución de la Historia Aeronáutica Nacional, hacía su ingreso al gran anfiteatro en el área de salones para dictar su materia. Siempre uniformado "de paseo" subía los pocos escalones que le dejarían en el proscenio bastante más elevado que su auditorio, donde estaba dispuesto un escritorio con un gran cenicero y una silla donde él se ubicaba. Luego de acomodar su gorra y sacar algunas carpetas y papeles de su portafolios, encendía el primero de sus diez o quince cigarrillos que fumaría en las dos horas de clase. La metodología que empleaba el Cnel. Meregalli era simple: estudien de tal página a tal página del libro -que él mismo había escrito-, "Aportes para la Historia de la Fuerza Aérea"; a la clase siguiente llamaría a unos cuantos para que subieran al proscenio y frente a todos sus compañeros contestaran las preguntas que él les realizaría para culminar con una nota que se acumularía en sus boletines.

—¡Correa pase al frente! —dijo, dando una pitada a su cigarrillo.

Correa se apresuró a salir de entre las filas de butacas y se dirigió a la escalerilla que lo transportaría al lado del Coronel, quedando parado "firme", a escasos dos metros de su escritorio.

—Dígame… —comenzó Meregalli, mirando fijamente a Correa— ¿En dónde tuvo lugar el accidente que llevó a la muerte a nuestro primer mártir de la aviación, el Capitán Juan Manuel Boiso Lanza?

Correa había leído esa parte del libro indicada la semana anterior y pensó que recordaría todos los acontecimientos que en esas páginas se enumeraban. En ese período de la historia aeronáutica, cualquier cosa que hoy nos parecen insignificantes, para la época en que se sucedieron eran verdaderas proezas. En la cabeza del Aspirante Correa solo se visualizaba el "uno" que le pondría el Coronel si no le respondía acertadamente. Su nerviosismo comenzaba a vislumbrarse.

Uno de sus compañeros sentado en la primera fila y sin que el Coronel lo advirtiera, se deslizó de su asiento y agachado se quedó muy pegado al escenario, donde comenzó a llamar la atención de Correa, para tirarle una piola de auxilio con la respuesta que no salía:

—¡Correa! … ¡Correa! —le llamaba muy bajito y cada tanto.

Y el Sordo nada…

—¡Correa! … ¡¡¡Correa!!! —repetía ya casi con desesperación y elevando aún más la voz corriendo el riesgo de ser oído también por el Coronel.

Cuando el Sordo se dio cuenta que era a él a quien llamaban desde lo bajo, intentó acercarse al borde y como era su costumbre, adquirida cuando la otitis, además inclinó la cabeza para escuchar mejor.

—Lo escucho Correa… —dijo el Coronel, impacientándose tras la espera.

De abajo le seguían hablando para que le prestara atención:

—¡En Francia… Correa!

—¡En Francia … Correa! … ¡Franciaaaaa!… ¡¡¡Correaaaaa!!! —ya casi gritando y asumiendo el riesgo de que se advirtiera la maniobra fraudulenta que se estaba llevando a cabo.

De repente a Correa se le iluminó el rostro. Una leve sonrisa apareció en sus labios que se mantenían cerrados. Su público también lo advirtió y todos respiraron. El Sordo enfrentó al Coronel y dijo con total seguridad:

—¡En Corea, mi Coronel!

—¡Noooooooooo…! —fue el murmullo de todos sus compañeros al unísono, que se escuchó en el amplio anfiteatro.

¿Qué cosas pasaron por la cabeza del Coronel en ese instante? ¡Nadie lo sabrá jamás! Tal vez incrédulo con lo que había escuchado, con la siguiente acción pareció que le daría una nueva oportunidad de reivindicarse. Inmutable y sin quitarle la vista de encima a Correa, le realizó la siguiente pregunta:

—Y ahora dígame usted... del Capitán Boiso Lanza… ¿Qué es lo único que se conserva en el Museo Aeronáutico?

De nuevo, esta vez otro de sus compañeros sentado en la primera fila se deslizó de su asiento y pegado al escenario donde se había colocado el anterior comenzó, al principio, con voz muy baja:

—¡La chaquetilla!

Correa, que había advertido la maniobra de ayuda, se inclinaba sobre su izquierda intentando oír mejor y cuestionando a su compañero con gestos de su cara.

—¡La chaquetilla! … ¡La chaquetilla! … ¡La chaquetilla! —le repetía una y otra vez.

Y enfrentando la mirada del veterano Coronel sentado a su frente el Sordo le largó:

—¡La carretilla! … Mi … Coronel.

El Aspirante Correa acababa de ganarse un "uno" en sus calificaciones y la pérdida de su licencia de ese fin de semana y de los siguientes a causa de la baja nota obtenida. También fue ratificado su mote, el que sustituyó al nombre que amorosamente le habían puesto sus progenitores y que figuraba en su documento de identificación civil.

Hago memoria para recordar su nombre: ¿Carlos? No. ¿Jorge? No. ¿Fernando? No. ¿Luis? No. ¿Mario? Tampoco…

Creo que escribiría toda la lista del Santoral y ninguno pegaría más con el apellido Correa, que "Sordo". Si, definitivamente, todos los hombres apellidados Correa, deberían llamarse "Sordo".

line_separador

Extractado de "Antología de Aniversario, 100 años de la Aviación Militar del Uruguay"

blueline arriba

La Foto

Grupo de Aviación Nº 6 (Transporte), formación en "V" de cinco aeronaves EMBRAER C-95 "Bandeirante" (circa 1980).

blueline arriba

Meteorología, Astronáutica y Ovnis

Vea como está el tiempo ahora, en las próximas horas y próximos días en la Capital uruguaya. Asimismo puede buscar como estará el clima en el lugar de destino de su próximo viaje. Solo haga click con el puntero del mouse sobre la imagen y ya está (debe estar conectado a internet).

blueline arriba

Dichos y Frases Hechas
LENGUA ESPAÑOLA

"Quien se fue a Sevilla perdió su silla"

Se utiliza para responder a quien ha dejado vacante una plaza y pretende recuperarla después de su ausencia. En general, se avisa sobre la posibilidad de perder privilegios si se abandona el lugar en que se gozan.

La expresión ha sufrido una leve variación, pero importante respecto a su origen. El dicho tenía esta forma: QUIEN SE FUE _DE_ SEVILLA PERDIÓ SU SILLA. Se atribuye este dicho a una anécdota protagonizada por Alonso de Fonseca (h. 1475-1534) y su sobrino. A Don Alonso de Fonseca se le llama en algunos lugares arzobispo de Sevilla y en otros de Toledo; en otros es confundido con su propio sobrino, y se le nombra cardenal. Como fuere, parece que el tal Don Alonso, con sede en Sevilla, tenía un sobrino poltrón y descarado. Don Alonso consiguió para su protegido el obispado de Compostela, y le dijo que se encaminara hacia Galicia para tomar posesión de tal honor. El muchacho intentó hacerse con el dominio del obispado, pero era muy joven y las contínuas disputas eclesiásticas le hicieron volver junto a su tío. Don Alonso decidió tomar cartas en el asunto: le cedió su propio arzobispado en Sevilla y se fue a Santiago (1508) a poner orden en aquella diócesis. Resuelto el problema, fundó el Colegio de fonseca en Santiago y otro con el mimso nombre, en Salamanca. Pero cuando quiso volver a su escaño en Sevilla, el sobrino no quiso cederle el pñuesto, diciendo: "Quien se fue a Sevilla, perdió su silla." Con todo, parece que finalmente, Don Alonso consiguió que su sobrino abandonara la ciudad hispalense y volviera a Santiago.

line_separador

Refrán del 241

"Justicia tardía, justicia baldía."

blueline arriba

Humor

"Comiencen el día con una sonrisa y el mate."

Filósofo anónimo

* * * * *


Errar es humano, culpar a otro... ¡eso es política!

* * *

A medida que avanza una discusión, retrocede la verdad.

* * *

¿Cómo que perdiste la virginidad mija? ¡Pus también dónde la ponen, amá!

* * *

El hombre que dice que el lugar de la mujer es la cocina, es porque no sabe qué hacer con ella en la cama.

* * *

Busco mujer con buena ortografía para tener una intensa relación textual.

* * *

Una discusión con una mujer tiene dos puntos de vista: el de ella y el equivocado.

* * *

Todas las mujeres tienen algo hermoso, aunque sea una prima lejana.

* * *

-¿Bailamos?
-Sí, claro, ¿pero quién saca a mi amiga?
-Por eso no te preocupes... ¡Seguridaaaad!

* * *

Un hombre jamás debe hablar mal de una mujer; esa es labor de sus amigas.

line_separador

line_separador

line_separador

LA LEGIÓN DEL ESPACIO

blueline arriba

Páginas Web Recomendadas

Libros a rolete!!! Libros PDF Biblioteca abierta, que esperamos pueda servir para permitir a muchos acceder gratuitamente a éstas fuentes del conocimiento. Aquí va la lista completa, esperando que también puedan compartirla más tarde, con sus amigos en las redes sociales.

La elección es amplia y variada:

GRAN BIBLIOTECA UNIVERSITARIA

GRAN BIBLIOTECA DE LA SALUD

GRAN BIBLIOTECA DE FILOSOFÍA Y POLÍTICA

GRAN BIBLIOTECA DE CLÁSICOS DE GRECIA Y ROMA

GRAN BIBLIOTECA DE AUTORES LATINOAMERICANOS

GRAN BIBLIOTECA DE ESOTERISMO, ESPIRITUALIDAD Y OCULTISMO

BIBLIOTECA LITERATURA

BIBLIOTECA ESOTÉRICA

BIBLIOTECA CULTURA INCA

BIBLIOTECAS HISTORIA DEL ARTE y MEDICINA

BIBLIOTECA TRABAJO SOCIAL Y CIENCIAS SOCIALES

BIBLIOTECA DE PSICOLOGÍA

MILES DE LIBROS GRATIS